¿Cuando se produce la pérdida de Residencia Fiscal en el país?

La residencia fiscal​ es un concepto básico para determinar la potestad tributaria de un país. Así, los países están capacitados para hacer tributar las rentas obtenidas por los residentes fiscales del país en cualquier lugar del mundo. También pueden cobrar impuestos sobre rentas obtenidas en el país por no residentes, pero nunca podrán hacer tributar rentas obtenidas por no residentes fuera del país.

Los estados tienden a establecer criterios amplios para lograr un mayor número de residentes fiscales a los que poder hacer tributar por sus rentas. En este afán recaudatorio de los estados es muy posible que una misma persona sea residente fiscal de varios países al mismo tiempo. En Argentina, la Ley de Impuesto a las ganancias es muy clara al respecto.

 

Pérdida de Residencia Fiscal en Argentina

Según enuncia la ley de ganancias, las personas físicas de nacionalidad Argentina pierden su residencia cuando:

  • Obtengan residencia en el extranjero.
  • Permanezcan doce meses en el exterior.

Es importante determinar cuando se produce la pérdida de la condición de residente de una persona, dado que a partir de dicho momento la persona tributará solamente por las ganancias de fuente argentina que obtenga, siendo aplicable el tratamiento correspondiente a beneficiarios del exterior (Título V de la ley).

La ley establece que la pérdida de dicha condición se produce cuando se obtiene la residencia permanente en un Estado extranjero, según las disposiciones que rijan en materia de migraciones o cuando, no habíendose producido esa adquisición con anterioridad, permanezcan en forma continuada en el exterior durante un periodo de doce (12) meses.

Ahora bien, se considera que las presencias temporales en el país que, en forma continua o alternada, no excedan un total de noventa días (90) durante cada período de doce (12) meses, no interrumpen la permanencia continuada en el exterior.

Share Button

Dejá un comentario