Publicidad

Minimo no imponible

En esta nota comentaremos la visiA?n de los especialistas con respecto a El minimo no imponible, el impuesto a las ganancias y los proyectos en el Congreso de la Nacion.

El consultor tributario Orlando Gualtieri manifestA? que “es necesario considerar, cualquiera fuere el nA?mero que finalmente se establezca para el mAi??nimo no imponible, que no puede ser equivalente a una jubilaciA?n mAi??nima, ya que este concepto condiciona luego la deducibilidad efectiva de las cargas de familia“.
Ai??Asimismo, destacA? que “es muy importante que cualquier modificaciA?n de la legislaciA?n se haga teniendo en cuenta aquellas cuestiones que estA?n correlacionadas. Y, ademA?s, que se utilicen expresiones simples, que no impliquen dificultad de interpretaciA?n posterior”.

Otro de los aspectos en el que hizo hincapiAi?? Gualtieri se vincula con las condiciones necesarias para las deducciones: “Se debe tener en cuenta que la persona a cargo pueda tener ingresos algo superiores al mAi??nimo”.
El especialista explicA? que “hoy se da la paradoja de que la jubilaciA?n establecida para el primer escalA?n del sistema previsional es superior a esa cifra. Y si bien no paga impuestos -dado que se tiene en cuenta la deducciA?n especial-, no puede computarse como carga de familia. AsAi??, los padres, suegros y aA?n el cA?nyuge pueden quedar fuera”.

Por esta razA?n, Gualtieri remarcA? que “deberAi??a considerarse como condiciA?n para la deducibilidad una cifra superior, para permitir descontar a quienes tienen como ingreso una jubilaciA?n exigua”.
Respecto de la escala que establece el artAi??culo 90, Gualtieri sostuvo que “es razonable considerar algunos escalones mA?s partiendo de una tasa, como ocurre en uno de los proyectos, que propone una del 6%”.

“La tasa mA?xima serA? la primera cuestiA?n a convenir, ya que no parece razonable que se supere el 35%. Pero, si lo hiciera, deberAi??a aplicarse a escalones de renta que estAi??n por encima de los $400.000 o $450.000 al aAi??o. Es decir, que recaerAi??a sobre quienes superen los mAi??nimos y las deducciones especiales en un promedio de $33.000 o $37.000 mensuales”, sostuvo el especialista.

“Es necesario que se apliquen alAi??cuotas diferenciales que impliquen verdaderamente peldaAi??os y que no sean saltos gigantes entre una y otra. Por ejemplo, una propuesta plantea las siguientes tasas: 6%, 9%, 17%, 31%, 35%, 37% y 39%. En este caso, serAi??a sensato pensar tambiAi??n en agregar alguna intermedia entre la del 9% y la siguiente”, indicA?.
Por otra parte, el experto destacA? que “los escalones inferiores no parecen serios si se diferencias en $10.000 entre uno y otro”.

En tanto, Mario Buedo, socio del estudio Montero & Asociados, remarcA? que “no resulta vano insistir en que la ley de Impuesto a las Ganancias necesita una reforma integral que actualice y ordene todas las modificaciones parciales que se le han hecho hasta el presente, sin olvidar que dicha reforma debe incluir la del decreto reglamentario, que estA? mA?s desactualizado aun que la propia ley”.

“Sin embargo tenemos que continuar conformA?ndonos solamente con los cambios periA?dicos que se le realizan a los valores que componen las deducciones personales, para tratar que el efecto de los aumentos nominales de los salarios que se consiguen para compensar la inflaciA?n no se conviertan en un incremento ficticio de la base imponible para el cA?lculo del gravamen”, sostuvo.

El especialista remarcA? que “este problema que se suscita por la demora en ajustar dichos importes el Congreso de la NaciA?n podrAi??a solucionarlo, por ejemplo, dA?ndole facultades al Poder Ejecutivo, por medio de un procedimiento de cA?lculo automA?tico de actualizaciA?n aplicable a fin de aAi??o, que contemple el promedio de los porcentajes de aumento obtenido luego de finalizadas las negociaciones salariales”.

http://youtu.be/f6PksSXRYsg

No votes yet.
Please wait...
Publicidad

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *