Publicidad

Ganancias cobra el 35% de los aumentos de las paritarias

Como si fuera la sombra de cada asalariado, Ganancias conjuntamente con los empleados que cobran los aumentos salariales, Ganancias cobra hasta el 35% de los aumentos de las paritarias. Los trabajadores dependientes que quedan afuera del beneficio del decreto del Gobierno en Agosto 2013, pierden el 35% de los aumentos obtenidos en las paritarias 2014, además de resultar afectados doblemente.

Nada cambiará ya que el Gobierno no moverá un dedo por modificar sustancialmente el Impuesto a las Ganancias salvo que eso le de votos efectivos para las elecciones presidenciales 2015. No surtieron efectos los reclamos de los partidos en el Congreso ni los paros de los gremios opositores ni el pedido de la CGT de Caló, por lo que se esperan nuevas medidas de fuerza como un paro generald e 48 horas, presionando para que el Ejecutivo ajuste las deducciones y cargas de familia determinadoras del piso por el cual los empleados en relación de dependencia deben empezar a tributar por Ganancias.

Cuántos Tributan por Ganancias:

La última medida del Gobierno sobre Ganancias y que favoreció a un conjunto fue el decreto 1242 de 1 año atrás, hasta cierto punto alcanza pero deja a muchos afuera de quedar exentos. Según Capitanich, Sin ir más lejos, sólo un 10% de los empleados en relación de dependencia tributa Ganancias. Y, que Ganancias como tributo “implica un ingreso equivalente a $55.000 millones en total”, siendo un ingreso del que el Gobierno no quiere ni puede eliminar.

La mencionada normativa sobre el pago de Ganancias para algunos la definen como una lotería, ya que impone la condición de tomar los sueldos obtenidos entre Enero y Agosto de 2013. Los que tuvieron ingresos por debajo de $15.000 brutos quedan excluidos de pagar Ganancias.

Trabajadores Atrapados:

Por otro lado, los trabajadores que superan dicho importe deben tributar aunque redujeran su salario por diferente motivo. Además de aplicarles más presión si no se modifican los valores de las deducciones y cargas de familia. Los trabajadores dependientes alcanzados pierden hasta una tercera parte de los aumentos recibidos en las paritarias 2014. Dicha distorisión es injusta ya que mucho de los trabajadores alcanzados no deberían estarlo.

Reclamo Sindical:

Por lo que visto esto, los sindicatos principalmente Camioneros de la CGT de Moyano exigen la reapertura de las negociaciones paritarias además de habet lanzado un par de paros generales. Mientras que la CGT de Caló es más diplomática en su pedido.

Ganancias, AFIP y el Estado:

Un empleado casado con un hijo y con ingresos brutos en 2013 de $24.000 mensuales que logró un aumento salarial en paritarias del 30%, sobre dicho aumento, solamente cobrará un 20%, y el otro 10% lo cobra Ganancias, es decir AFIP, es decir el Estado.

Los $77.688 que podría cobrar de más por el aumento salarial, generaría una suba del importe de Ganancias, pasando de $28.380 anuales a $55.556 anuales. Con lo que, cobraría $50.512 al restarle a los $77.688 la diferencia de tributo unos $27.176. A todo esto, el trabajador solo obtendría una suba del 20%, cuando inicialmente debería cobrar el 30%.

El 10% se lo lleva AFIP vía Ganancias, por lo que el aumento del 30% es ficticio, ya que de dicho porcentaje el 10% no va al bolsillo del trabajador, por lo que los gremios estuvieron negociando algo que solo en parte cobrarían sus representados.

Cobrar Menos pero Tributar Igual:

otro ejemplo es un trabajador-contribuyente-alcanzado pro Ganancias y que queda desempleado o elige cambiarse empleo pero que cobra un salario bruto de $15.000 bruto. En 2013 quedaría eximido de Ganancias, y por la falta de ajuste queda obligado a seguir tributando Ganancias al tomar el salario que cobraba hasta Agosto 2013. Una injusticia generada por las distorsiones de la medida del Gobierno de dejar exentos hasta cierto tope.

Exsite el caso de trabajadores en mismas condiciones y sus ingresos son afectados de forma muy diferente al tributar Ganancias.

-El trabajador “A” con remuneraciones mensuales de $45.000 brutos hasta Diciembre 2013 y se jubila percibiendo mensualmente el haber de $15.500 netos hasta el dia de hoy.

-Mientras que el trabajador “B” entre Enero a Agosto 2013 cobró un salario bruto de $14.000 y, por aumentos del sector, en 2014 cobró sueldos netos mensuales de 15.500 pesos.

El trabajador A tributa $1.750 mensuales de Ganancias por su haber jubilatorio, y el trabajador B evitará tributar en 2014 teniendo similar sueldo neto. Con la inflación de por medio, y la desactualización de las deducciones y de la tabla de liquidación, la carga tributaria aumentó sin subir la capacidad contributiva del trabajador.

Mientras que un empleado casado, con un hijo, que en Agosto 2013 cobraba un salario de 17.000 pesos. Sin que existiera inflación, en 2014 podría haber acumulado $146.880 y solo pagaría por Ganancias $11.175 con una tasa efectiva del 7,61%. Tomando la inflación real, al ajustar el salario por el índice oficial -el IPIM- podria haber acumulado a Agosto 2014 por remuneraciones $176.903 -un aumento del 20,44%-, tributando a valores nominales del 82,56%, unos $20.402. La tasa efectiva sube un 51,8% pasando del 7,61% al 11,53%.

Una de las mayores injusticias son los asalariados que ganaban por Agosto 2013 unos ($15.500) y en 2014 sigue cobrando igual, debe seguir tributando. Mientras que un asalariado que ganaba $14.000 en Agosto de 2013 y en 2014 gana $20.000 se mantiene exento por mas que subiera su capacidad. Lo que viola el “principio de igualdad, porque un contribuyente que gana más que otro, no paga el tributo”.

Un ajuste que debe aplicarse es sobre la limitación temporal de la normativa que permite el beneficio de no tributar Ganancias, al tomar solamente las remuneraciones percibidas entre Enero y Agosto 2013, lo que genera distorsión e inequidad.

No votes yet.
Please wait...
Publicidad

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *